SIMPLICITY

¿Por que doy el pecho?

Hola a todos!

El post de hoy es muy especial para mi porque amamantar ha sido mi vida desde que Mateo llegó a este mundo hace ya 6 meses, así que para celebrarlo quiero explicar por qué elegí dar el pecho y como estoy viviendo esta experiencia sin igual.

Hay algo que nunca imaginé antes de tener a Mateo: por alguna misteriosa razón, mis pechos se convirtieron en una especie de asunto de interés general sobre el cual todo el mundo parecía tener una opinión. Si me diesen un euro por cada vez que alguien me ha preguntado algo relacionado con mis pechos podríamos a ver comprado una reserva vitalicia de pañales. Preguntas como: ¿por qué das el pecho? ¿Durante cuanto tiempo vas a dar el pecho? ¿Tienes suficiente leche? ¿Engorda lo suficiente solo con tu leche? ¿Por qué no le das biberón? ¿Cuando vas a dejar de dar el pecho? ¿Por qué no le das leche «normal»? (refiriéndose a la leche de formula) ¿Te sacas leche? ¿Por qué no te sacas leche? ¿No te cansas de dar el pecho?… Podría continuar, pero ya os hacéis una idea a lo que me refiero.

La verdad es que no me importan este tipo de preguntas, pero nunca me paro a explicar los verdaderos motivos de por qué elijo dar de mamar y me limito a dar una repuesta complaciente a mi curioso interlocutor, al fin y al cabo eso es todo lo que quieren. Pero hoy, celebrando 6 meses de lactancia materna exclusiva, quiero explicar las verdaderas razones de por qué lo hago.

Doy el pecho…

… porque siento que te alimento con amor.

… porque me derrito en la complicidad que hay entre nosotros cuando te alimento en mis brazos.

… porque tu alimento está siempre preparado, a la temperatura perfecta y nunca se acaba.

… porque puedo calmarte al momento.

… porque me miras con esos ojos preciosos y me haces sentir la persona más importante del mundo.

… porque me queda una mano libre para acariciar tu piel y tu pelito (o para hacerte cosquillas en tus piernas regordetas!).

… porque me encanta escuchar tu risa nerviosa cuando me acerco.

… porque sé que te doy lo mejor de mi.

… porque no quiero estar lejos de ti, quiero estar ahí cuando me necesites.

… porque me siento más conectada con mi propia naturaleza, sabiendo que todas las mujeres desde el principio de nuestra especie y de todas las razas y lugares hicieron y hacen lo mismo.

… porque no cuento rayitas en un biberón, confío en ti y sé que comerás lo que necesites.

… porque simplemente es lo que mi cuerpo me pide hacer.

Estas razones son más que suficientes para mi para continuar dando el pecho durante el tiempo que Mateo y yo queramos, pero hay muchas más, muchas de ellas probadas científicamente, que demuestran las bondades de amamantar tanto para el bebé como para la mamá. Estas son solo algunas:

… porque los bebés amamantados tienen menos riesgo de padecer enfermedades digestivas y respiratorias a lo largo de sus vidas además de estar más protegidos contra otros virus.

… porque reduce el riesgo de desarrollar cancer de mama y de útero al mismo tiempo que disminuye los efectos de la osteoporosis.

… porque te ayuda a recuperar la figura que tenías antes de quedarte embarazada.

… porque es mas sostenible, ya que la leche de formula es leche de vaca sometida a varios procesos para reducir su contenido en grasa.

… porque es gratis y de mucha mejor calidad que cualquier otra leche.

… porque ayuda a la nueva mamá a confiar en ella y reduce la posibilidad de depresión post-parto.

… porque el bebé cambia la composición de la leche materna a través de la succión, dependiendo de sus necesidades.

… porque la leche materna «vacuna» a tu bebé contra los virus más comunes, por lo que enferma menos.

… porque te ayuda a conocer mejor a tu bebé.

… porque desarrolla una mayor autoconfianza en el bebé y le ayuda al desarrollo óptimo de su cerebro.

Hay muchas más razones pero voy a parar aquí para no eternizarme, en mi opinión estas son más que suficientes!

Dar el pecho me ha dado una nueva vision de mi misma y me ha hecho descubrir el amor a otro nivel, aunque la verdad es que el comienzo no fue fácil. Cada día y en cada toma, me alegro que haber mantenido mi determinación en amamantar a Mateo, superando muchas dificultades, desde físicas hasta sociales. Me alegro de no haberme dado por vencida, de haber confiado en mi instinto como madre y como mujer, y gracias a ello ahora disfrutamos los dos de una lactancia materna muy satisfactoria.

Como decía más arriba, esta es MI experiencia y MIS razones, y soy consciente de que cada mamá y su bebé son una combinación única e irrepetible y que lo que funciona para unos quizá no funcione para otros. Al fin y al cabo, una mamá feliz significa un bebé feliz, y eso es lo único que importa. He escrito este post porque le debía a mi bebé una respuesta sincera a todas esas preguntas del principio. No espero con esto que mis pechos dejen de ser un asunto público, pero quizá la próxima vez que alguien me pregunte entraré en mas detalle de por qué hago lo que hago. Con un poco de suerte, otras mamás conseguirán disfrutar de sus lactancias tanto como yo.

Espero que os haya gustado el post, y me encantaría escuchar vuestras experiencias dando de mamar a vuestros bebés!

Feliz dia!

Pilar & Mateo

CON RETALES

Servilletas con mantel vintage

Servilletas azul

¡Hola a todos!

Hoy os traigo otro proyecto para realizar con retales. En este caso he utilizado un mantel azul y blanco que encontré en una tienda de segunda mano por un par de euros y que ha estado ahí muerto de risa durante varios meses (¿o años?). ¡Ya era hora de que vise la luz!

Este proyecto es tan simple como parece y se puede hacer incluso sin máquina de coser, y quizá sea el tutorial más corto que escriba en mi vida de lo sencillas que son de hacer.

Necesitarás:

Mantel vintage (o no)

Aguja

Hilo

Máquina de coser (opcional)

Cómo hacer las servilletas:

  1. Decide de qué tamaño quieres que sean las servilletas. En este caso, como el mantel tiene una cuadrícula, he cortado las servilletas siguiendo esas lineas. Cómo regla general, las servilletas de comer suelen medir 56×56 cm, y las de postre 30×30, pero mi sugerencia es que os dejéis llevar y hacedlas del tamaño que más os convengan, ¡quizá si tienes niños las necesites extra grandes!
  2. Haz un dobladillo alrededor de la servilleta. ¡Ya está!

Me encantan estas servilletas porque son consistentes y lavan superbien, y además sus colores me recuerdan la campiña inglesa que tanto me gusta. Y lo mejor de todo es que ¡todavía tengo mucho mas mantel para hacer muchas mas servilletas! La verdad es que hacen un bonito regalo para una housewarming party, ¿no os parece?

Servilletas azul 04
Servilletas listas para regalo 🙂

Aquí se puede apreciar el dibujo de la tela:

Servilletas azul 03

Servilletas azul 02

¡Esto es todo por hoy! Espero que os haya gustado este proyecto. La verdad es que aun casi no he hecho mella en mi colección de tela, pero tiempo al tiempo y puntada a puntada iré transformando metros de tela en preciosos proyectos.

¡Gracias por leer!

Pilar

SIMPLICITY

Arte y textiles – Artist textiles en el FTM de Londres

Alfombra de Ben Nicholson
Alfombra de lana, diseñada por Ben Nicholson, 1933

Me enteré sobre esta exposición por casualidad mientras buscaba cosas que hacer durante la última visita de mis padres. Cuando vi que había una expo dedicada a textiles y arte, ya no busqué más, esta era la mía!

Desde que vi el anuncio, me intrigó bastante el período de tiempo seleccionado para este programa, ya que parecía un poco al azar: de 1940 a 1976. Dicho esto, la primera sala estaba dedicada a textiles diseñados por artistas previo a estos años, cubriendo desde el 1910 hasta los años 40. Allí se podían ver diseños de artistas muy conocidos y vanguardistas para su época, como por ejemplo de  Popova, Delaunay y Dufy. La verdad es que esta e sola parte de la exposición que más me gusto. Me llamó la atención sobre todo las formas y la paleta de colores que decoraban las telas, como por ejemplo en la imagen superior. Además, destacaba el hecho de que los diseños de Popova fueron los únicos que fueron   concebidos desde un principio para las masas. Personalmente, me hubiera gustado poder ver mas ejemplo de textiles y diseños de esta época, y no solo una muestra a modo de aperitivo.

Debajo de uno de mis patrones favoritos en la muestra:

Bolas de la polilla y terrones de azúcar
Bolas de naftalina y Sugarlumps, impreso seda deisgned por el fotógrafo Edward Steichen para sedas Stehli, 1927.

Después de la sala de «introducción» al tema, se pasa a la sala principal, donde está la exposición en si. En esta sala, la producción en serie de metros y metros de telas diseñadas por artistas vive su mayor esplendor, mostrando ejemplos de productos textiles terminados, entre otros una gran selección de vestidos, así como de materia prima, como por ejemplo pedazos de tela cortados directamente del rollo. Había también una serie muy interesante de pañuelos de seda que me llamaron especialmente la atención ya que tanto su forma como su diseño parecían talmente un lienzo de artista perfecto para diseño textil.  Hay ejemplos de Delaunay, Dalí, Matisse y Moore y Vertes, los que me parecieron verdaderamente excepcionales. Me encantó el hecho de que a pesar de que sus diseños tienen mas de 70 años, siguen siendo modernos y totalmente actuales, lo que no es fácil de conseguir!

imágenes
Pañuelo de la seda por Vertes

En mi opinión, los ejemplos textiles más destacados de esta exposición vienen de la mano de Warhol, Steinberg, Rhodes y Rombola, robando el protagonismo a otros diseñadores de los años 50. Estos últimos parecían más una pintura que hubiese sido impresa en textil mas que haber sido diseñadas para la creación textil en particular. La mayoría en tonalidades grises, no han sobrellevado el paso del tiempo demasiado bien. En cambio, los textiles de los artistas que he mencionado antes, están llenos de vida y colores, con diseños muy actuales con el mas puro estilo «novelty print» que esta ahora tan de moda y un poco. Estos son algunos ejemplos:

Zandra rhodes

Los textiles diseñados por Picasso también tienen un papel principal en esta exposición, acaparando la mayor parte del interés.  Sin duda, la ropa de esquí y los vestidos dan mucho de que hablar, pero siendo yo misma española, encontré que los diseños recaían demasiado en el «typical Spanish», lo que no me pareció demasiado original.

En general, me gustó mucho esta exposición y encontré algunas de las piezas realmente inspiradoras, sobre todo porque voy a empezar un curso de impresión textil el 1 de marzo. Me ha hecho entender que incluso el patrón más inverosímil puede funcionar muy bien una vez estampado y confeccionado en prendas de vestir, y tendré esto muy en cuenta a la hora de diseñar mis propios textiles en las próximas semanas.

Has visto la exposición? Que te pareció?

Gracias por leer!

Pilar

http://ftmlondon.org/FTM-Exhibitions/Artist-textiles-Picasso-to-Warhol/